Hola, soy Inés y voy a la clase de “Las Letras”

Este año ya hemos empezado a leer y escribir letras y es muy divertido, los que aprendemos más rápido ayudamos al resto de los amigos y Geli siempre dice que no nos preocupemos porque todos acabaremos el curso con nuestro ‘Pasaporte de Lector’.

Todas las mañanas vamos a clase cantando, nos sentamos juntos y hacemos la asamblea. Algunos días no nos da tiempo a contar todo lo que queremos y es que nos encanta compartir todo lo que nos pasa con nuestros amigos de Los Rosales.

Hacemos muchos juegos y Geli siempre nos enseña las actividades con ejemplos de materiales que tenemos o construimos en la escuela, así es mucho más fácil aprender porque son cosas que vemos y hacemos todos los días.

Me encanta cuando hacemos “collages”, pintamos con pinceles y con los dedos y cortamos y pegamos.

Todos los días leemos cuentos muy chulos o aventuras de ‘El Principito’, ¿no lo conoces?, pues viajó por muchos mundos y conoció a muchos personajes. Estamos haciendo una caja muy chuli… pero no te cuento nada más porque es sorpresa.

Yo tengo mucha suerte porque mis mejores amigas también vienen a mi cole, tenemos fotos juntas desde que éramos bebés y Tata nos preparaba los purés más ricos del mundo. Y nos encanta jugar en la casa del jardín, hacer comiditas y contarnos nuestras cosas.

También jugamos con “los emobichis”, que ya los conocemos bien, aunque este año estamos aprendiendo otros nuevos que son mezcla o parientes de los que ya conocíamos como “Envidia”, “Susto”, “Flipe” o “Euforia” ¡yo no sabía que había tantos!. Me gusta mucho cuando nos los presenta Geli porque resulta que casi siempre los hemos sentido y no sabíamos cómo se llamaban.

Me encanta cuando nos llevamos a casa verduras que hemos plantado nosotros y huevos para hacer una tortillita, está tan rica que la comparto con mis papás y mi hermano. A mí  me asusta coger los huevos porque no me gustan las gallinas, miran raro… Prefiero a los patos, aunque sus huevos no son tan ricos, pero no se lo digo para que no se pongan tristes.

Nunca tenemos deberes, Geli nos dice que leamos los carteles de las calles y preguntemos todo lo que no entendamos. Una vez leí ‘ultramarinos’ y papá me contó que se llamaba así porque traían cosas de todo el mundo, cruzando todos los mares ¡Qué pasada!

También nos dice que paguemos el pan del fin de semana y no nos dejemos engañar con las vueltas o que juguemos al dominó con los abuelos o ayudemos a mamá a hacer la lista de la compra. Y es que ya tenemos que ayudar en casa, que ya tenemos ¡5 añazos!

Yo cuando sea mamá voy a traer a mis hijos a Los Rosales porque está en el campo y porque las profes no tienen prisa, porque siempre huele a fresco y el sol se cuela por las ventanas y nos regala arcoiris, porque en otoño pisamos charcos, porque el jardín está lleno de caracoles y mariquitas y mariposas blancas, que dice Geli que traen buenas noticias y por un montón de cosas más, y sobre todo porque aquí ¡soy muy feliz!