Delantales de Carnaval

¡Esto sí que es original!

El Espíritu del Carnaval nos pidió un delantal, pero nadie imaginaba que iba a resultar tan original.

Con la boca abierta las profes quedaron, cuando uno a uno los niños y niñas iban llegando.

Todos toditos bien arregladitos con sus delantales las fueron conquistando.

Delantales de mamá, de papá, de la abuela, de flamenca o de “ladybug”.

Camareros de etiqueta, estampados de tetera.

Flores, cuadrados y magdalenas.

Dinosaurios, lagartos, cocodrilos, gallos y peces.

Mickey, Minie, “la patrulla”, “Frozen” y superhéroes.

¡Incluso un oso lector!

Y lisos coloridos que son un primor.

En este peculiar desfile, como veis, ni uno sólo faltó.

Verde y con sombrero

Una vez más nos ha visitado el Espíritu del Carnaval pero ¡no era el mismo de ayer!.

Hoy traía un enorme sombreo verde, con florecitas y plumas. Llegaba directo de los canales de Venecia, donde nació el carnaval. Era elegante y majestuoso, con una máscara de porcelana. Se movía y bailaba que parecía que flotaba. Era suave y olía muy bien, y por el camino se le iban cayendo plumas verdes de su brillante traje.

Le hemos enseñado los antifaces que hemos hecho y ha bailado de lo mucho que le han gustado.

Todos lo esperábamos con curiosidad por qué nos pediría en su carta de hoy, para poder seguir disfrutando esta semana previa a la víspera de carnaval.

Pues si coloretes y bigotes fue de lo más divertido. Y el delantal de lo más original. Mañana cuando todos traigamos al cole algo en la cabeza va a ser para partirse de risa.

Así que no os olvidéis que para seguir de esta guisa, peineta o sombrero, peluca o pañuelo, será el último reto para llegar al viernes disfrazados enteros.

Y una vez más, a las familias saludar, y bien alto gritar, que sin ellos no podríamos disfrutar.